NOTICIAS RECIENTES

05 agosto 2008

Definiciones de Marca I

Andréa Semprini: La naturaleza semiótica de la marca

La marca está formada por un conjunto de discursos que mantienen entre si todos los sujetos que participan en su génesis.

LEER ANÁLISIS >>

Esta definición puede parecer poco descriptiva. De hecho, no le atribuye a la marca:

- Ni un objeto (producto o servicio).
- Ni una función determinada (designar, identificar, diferenciar).
- Ni siquiera unos actores que le den vida (las empresas, los creadores) o que expliquen su existencia (los consumidores).

Y en cambio, es precisamente en esa falta de objeto, de función o de actores donde la marca muestra su verdadera particularidad: la de ser una instancia semiótica, capaz de producir y conferir significado.

La marca es un motor semiótico. Su combustible está integrado por elementos tan dispares como nombres, colores, sonidos, conceptos, sueños, deseos, etc.; el resultado es un mundo ordenado, interpretable , y en cierto sentido, atractivo.

El desierto, el polvo, la soledad, la independencia, los caballos, el rojo, un cigarrillo rubio, son elementos totalmente dispares, y que tomados individualmente aparecen en otros discursos..

Sin embargo, es el conjunto de estos elementos, ordenados de una determinada forma, lo que genera la marca.

Puesto que el papel primordial de la marca es crear y difundir un universo de significación en torno a un objeto, la marca ha de ser, por definición, una máquina productora de significados.

La marca semantiza al producto, construyendo alrededor del producto un mar de significados.

Reconocer la naturaleza semiótica de la marca implica graves consecuencias teóricas al estudiar este “artefacto”: supone pasar del terreno del márketing al campo de las ciencias sociales y de las ciencias de la significación.

Asignatura: Marca
Allan Castelnuovo. 2005. Maestría en Diseño de la Universidad de Palermo.
COMPARTIR EN REDES SOCIALES: Bookmark and Share
ETIQUETAS:

0 comentarios: