NOTICIAS RECIENTES

02 junio 2008

Otra vez, el Diseño:
Introducción

A lo largo de estos días iré colocando una serie de entradas que titularán "Otra vez, el Diseño", publicadas por Gustavo Valdés de León, Docente de la Universidad de Palermo, quien me ha concedido su permiso para exponerlas en Blog Amuki.

"Este texto ha sido producto de la reflexión colectiva surgida de nuestra tarea docente en el seminario Sociedad y Diseño en la Posmodernidad que hemos conducido en el marco de la Maestría de Diseño de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo en el segundo semestre del 2006".

Valdés de León, G.A.

Introducción

El término “diseño” viene sufriendo desde hace tiempo un proceso de degradación semántica que ha terminado por vaciarlo, casi, de sentido. Se lo puede usar indistintamente para calificar un objeto cualquiera (esta cafetera tiene “diseño”), para denotar un motivo gráfico o un dibujo (Pérez expone sus “diseños”), para analizar un proceso de pensamiento (la estrategia de la defensa estuvo bien “diseñada”), para indicar un ingrediente cuantitativo (a este proyecto le falta “diseño”, o le sobra, que viene a ser lo mismo) o como mero entretenimiento (Festival de “diseño”).

Asistimos a un acelerado proceso de inflación del Diseño: todo es Diseño, en consecuencia nada lo es; el Diseño, desvalorizado se disuelve en tanto disciplina y termina travestido en uno de los personajes “divertidos” de la cultura fashion posmodera.

La con-fusión, habitual en la banalidad de los medios masivos, se manifiesta también en los textos reputados como “serios”: mientras para algunos autores el Diseño gráfico se remonta al Paleolítico Superior (sic) y se desarrolla a lo largo de las primeras civilizaciones, la Antigüedad clásica, la Edad Media y el Renacimiento hasta nuestros a nuestros días, para otros, los fundamentalistas del “Movimiento Moderno”, el Diseño recién se inicia con las vanguardias del siglo XX o, en el mejor de los casos, con la Revolución Industrial.

Consideramos, pues, que es necesario volver -¡otra vez!- a replantear la cuestión del Diseño con el propósito de contribuir a la preservación de su integridad semántica y su status académico.
COMPARTIR EN REDES SOCIALES: Bookmark and Share
ETIQUETAS:

1 comentarios:

bjöhnblue dijo...

Hola.
Desde mi punto de vista no se padece una transformación trasvestida del concepto de diseño. Más bien creo que no es un concepto sólo para los académicos. Y el hecho de que a nivel masivo se le apropie dese distintas aristas, no significa que pierda el sentido que cada una de ellas le da.